A la Vall Fosca se pueden hacer infinidad de excusiones. En la parte norte del Valle hay más de treinta lagos naturales que configuran una de las zonas lacustres más importantes de Europa, así como picos de unos 3.000 m de altura que hacen de esta zona del Pallars un paraíso para los aficionados a las excursiones de alta montaña.

Los que no seáis tan intrépidos, podéis acceder a los lagos en el teleférico que os llevará hasta el lago Gento y, desde allí, podéis iniciar rutas hacia el Parque Nacional de Aigüestortes y San Mauricio, practicar barranquismo, esquí de montaña, etc. O hacer un pequeño paseo por el antiguo carrilet.

Para los que os gusta disfrutar de la montaña con más tranquilidad, podéis visitar el Museo Hidroeléctrico de la Central de Capdella.

; hacer visitas a los diferentes pueblos del Valle, para contemplar la arquitectura, las iglesias románicas, o hacer senderismo más relajado, como, por ejemplo, el Coll d´Oli.